Poison

I wanna love you but I better not touch (don’t touch)
I wanna hold you, but my senses tell me to stop
I wanna kiss you but I want it too much (too much)
I wanna taste you but your lips are venomous poison
You’re poison, running through my veins
You’re poison
I don’t want to break these chains
Poison (poison)

Ese es un pedacito de una canción de Alice Cooper que quizás siempre llevará tu nombre. Y si bien en su momento escribí varias cosas por vos y para vos, hoy vi tu perfil en Instagram. Era público. Y te vi: hermoso, radiante. ¿Una mentira para aparentar en las redes o realmente estarás así?

Me acordé de todo lo que pasamos, de todo lo que yo sigo pensando que VOS me hiciste A MI. Cualquiera que te vea pensaría que sos incapaz de lastimar tanto. Pero vos sabías de lo que eras capaz. Siempre lo supiste. Quisiste protegerme un poco al principio. Quizás. Pero me dabas mensajes confusos todo el tiempo. Terminaste jugando conmigo, abusándote de mi ansiedad y la obsesión que me generaba no poder pasar más de 15 minutos sola con vos después o antes de clase. Verte, hablarte, olerte, besarte… Me generaba una ansiedad indescriptible. Y nunca se concretaba nada. Ni en lo personal ni en lo sentimental. Sexualmente fue lo más frustrante que viví. Eras una pesadilla en el mundo real. Inalcanzable.

Vos eras el adicto a la drogas. Yo terminé adicta a vos.

Luego te superé. Al año me mandaste un mail pidiéndome disculpas y agradéciendome por el apoyo incondicional que te había dado en ese entonces, según vos, “el peor momento de tu vida”. Me decías que querías verme y decirme “gracias y perdón” en persona. Nunca te contesté. Habría sido volver a empezar algo que nunca se concretaría, que nunca sería lo que yo quería que fuera. Porque si algo me dejaste claro, solo verbalmente, era que no sentías nada, que no me querías. Pero tus ojos… Cualquiera que hubiera visto cómo me mirabas habría dicho que estabas enamorado. Ya sé que no lo estabas. Pero me vivías confundiendo, dándome esperanzas con tu forma de mirarme y de hablarme. Tu manera de moverte. Pero sí me pareció muy manipulador de tu parte. Y perverso. Una parte de vos disfrutaba mi estado. Eso es lo que yo creo.

Cuando nos conocimos yo estaba pasando por el peor momento de mi vida. Y usaba distintas cosas para tapar un duelo. Entre eso y la ansiedad que me generabas, terminé estallado. Y medicada hasta hoy. Ya no por vos. Ya no podía ni verte. ¿Te acordás de los ataques de ansiedad que me daban al verte? Y pronto dejé de entrenar. Ya ni podía conmigo misma.

Sos una de las peores personas que conocí en mi vida. Pero al verte todo eso se esfumaba. Te deseaba como nunca más deseé a nadie. Enfermizamente.

Tuvo algo positivo dejar de entrenar. Cuando más necesité a mi profesor, a quien quería muchísimo, no estuvo para mí. Fue machista, me culpó de lo que pasaba, me dijo regalada, fácil y que (él) no creía en la Psicología. Me sentí tan sola por su parte… 2 años dejé de entrenar hasta que pude superar todo eso que pasó ahí, en ese club que hasta hacía poco (y durante 11 años) era mi segundo hogar.

Cambio

*Iniciar sistema*

Hija: Hola. Soy la hija que le tocó.

Madre: ¿Trae cambios en la conducta o personalidad?

H: No, solo capacidad de adaptación.

M: …

Relato basado en una imagen de revista

En 2012 hice un taller de escritura en inglés: Creative Writing Course. Estoy mejorando los relatos que hice para publicarlos en el blog. Acá va el primero.

Some day…

My mom thinks I’m an ordinary child. Actually, that’s what she pretends. She knows I have some sort of power, but not exactly what it is and what I can do with it. Even though she smiles when we are walking down the street, she’s afraid of me. I’m still learning to control these powers, but one thing I’m sure of is that I can change the way things are. And I’ll soon change it all for good.

Michael is mom’s boyfried. He’s an alcoholic that beats her when she is just sitting on the couch, watching television or doing something for herself rather than paying attention to him. He doesn’t mind if I’m there or not. I’ve seen my mom’s face bleed many tims now, and though I think she deserves it for being so stupid to stay with this guy, she is a nice woman. Michael is the one who should be afraid of ME, terrified by my only presence in the room.

We are all having a picnic next Monday. We’ll just pretend we’re a nice family having a pleasant moment at the park. Still I’m not sure whether to kill him there or at home. I’ll think of it when the time comes.

Monday

Today’s the day.

Whiplash

Esta película es excelente porque es un claro ejemplo de abuso de poder. En este caso, de parte de un profesor en un Conservatorio. Y si bien es la segunda vez que la veo, la primera vez que la vi aun no había sufrido esa clase de maltrato, que, casualmente, lo viví en mi primer año en el Manuel de Falla. La profesora no me pegaba físicamente, pero emocionalmente nos daba a todos los que podía. Esta gente huele a quienes pueden lastimar y se la empeñan en hacerlo. A tal punto que terminé yendo a Rectoría a hablar sobre el tema y terminé llorando. Me cambiaron de cátedra pero esa tipa sigue ahí dando clases como si nada. Nos maltrataba a todos los que podía. Decía cosas agresivas y que desmotivaban, por ejemplo: “Ay, chicos, es re fácil esto, no pueden no entenderlo”. Y así miles de cosas más. Un compañero una vez fue tratado de idiota. Se levantó y se fue de la clase. Yo aun le tenía mucho miedo a la profesora y no me animaba a irme. Además quería tratar de aprender. Realmente estaba ahí para aprender. Todo ese primer cuatrimestre no aprendí nada en su materia, ya directamente iba con miedo a las clases. Miedo de cuál sería el próximo maltrato que recibiría o si esa clase zafaría.

Hasta que pude hablar e irme.

.

Caminaba desorientada, como fuera de sí. Necesitaba sacar toda esa angustia. En su cabeza: lastimarse, sus palabras, lastimarse, un insulto, lastimarse: un escape.

Sus expresiones faciales: ojos caídos, mirada perdida, boca triste.

Necesitaba llegar a su casa para poder decargar toda su ira y dolor contra sí misma.

Miedos. Abandono, soledad, desamor, desencuentro.

Sufrimiento.

Decisiones

(Palabras tomadas de alguien).

Nuestro presente es el resultado de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida. Caer por el precipicio no es el resultado de un último fatal paso. Dimos cien pasos hacia él y tuvimos 99 oportunidades de corregir nuestra trayectoria.

Ese último fatal paso confirma lo que somos.

Anne Frank

Esta genio tenía tan solo 13 años cuando empezó su diario en el escondite con su familia y algunas personas más. Murió a los 15. Ídola. Escribía de 10. Quería ser escritora, recordada, quería escribir un libro sobre lo que vivió durante la guerra. Y sin saberlo, lo logró. Le pusieron a su diario (en su idioma original) el nombre que ella quería ponerle a su libro. Mataron a todos menos al padre, a quien le dieron los diarios que encontraron de ella, ya que la Gestapo no se los quiso llevar. Y así nació este fenómeno.

anne-frank-real.jpg